HACIENDO EL NIDO

EL HOGAR MADRE DE DIA

EL HOGAR COMIENZA SU ANDADURA

En el mes de noviembre del 2016 por fin abrí las puertas del HOGAR. Ello ocurría tras dos meses de intenso trabajo de preparativos. Como la madre cuando se dedica a hacer el nido ante la llegada del futuro bebé, fueron meses de gran ilusión, visitando rastros, a la búsqueda de tesoritos que ofrecer a los niños, diseñando estancias y creando el mobiliario necesario y adecuado para ellos.

Estos momentos previos fueron vividos con gran entusiasmo, como cuando de niña soñaba con ser artista. Nada en aquel tiempo me podía quitar ese sueño, tiempos los de la infancia en los que sientes que todo es posible. De igual modo sigo sintiendo que con constancia, trabajo y pasión los sueños se pueden hacer realidad. Pero para ello hay que ponerse manos a la obra,  y eso es lo que hice. VOLUNTAD VOLUNTAD y más VOLUNTAD. Que placer el de poder poner en marcha la creatividad e imaginación. Y….que reconfortante el trabajo artesano, tras el cual se consigue hacer realidad lo que era una idea. Así, los muebles se impregnan de cierto calor humano.

Durante este tiempo me preguntaba, ¿que niños y niñas vendrán al Hogar? ¿que edades tendrán? ¿será un grupo muy heterogéneo o no?.  A pesar de no tener las respuestas a todas las preguntas que me venían, seguía con seguridad poniendo en marcha EL HOGAR. Los motivos fueron varios. Por un lado los conocimientos adquiridos en los años anteriores dedicados a los estudios. Ellos me permitieron conocer cual es la naturaleza de la infancia y cuales son sus necesidades. Pero por otro lado, también sentía que EL HOGAR es un espacio dinámico, no encorsetado, donde no todo tiene que estar hecho. Así tenía y tengo la confianza en que ellos me darán las pistas sobre sus propias necesidades. Esto serán el motor del cambio e inspiración en el día a día del HOGAR.

Hacer el nido y los deseos

Este trabajo de hacer el nido tiene detrás un firme deseo, el de acoger a aquellos pequeños cuyos papás decidan que este es el sitio donde comenzar a conocer más mundo fuera del seno familiar. Hasta el momento el núcleo familiar, como envoltura que protege al bebe, le ha dado el calor necesario. Ahora mi propuesta es ofrecer un espacio cálido a las familias, una extensión de su hogar, donde los pequeños se sigan sintiendo como en casa.

Documento gráfico de aquellos días

Os dejo algunas de las imágenes que recogí para el recuerdo de este ilusionante trabajo de hacer el nido.

 EL HOGAR MADRE DE DÍA COMPRANDO TELAS
Visitando la Nucia
 EL HOGAR MADRE DE DÍA COMPRANDO TELAS
Tejidos Catalá. Para los amantes del corte y confección
 EL HOGAR MADRE DE DÍA HACIENDO MOBILIARIO
Manos expertas manejando las herramientas
 EL HOGAR MADRE DE DÍA HACIENDO COCINITA
Confeccionando en familia el mobiliario
 EL HOGAR MADRE DE DÍA HACIENDO COCINITA
Confeccionando en familia el mobiliario
 EL HOGAR MADRE DE DÍA PLANOS
Algunos croquis del mobiliario
 EL HOGAR MADRE DE DÍA CONFECCIÓN MOBILIARIO
El rincón de trabajo de mi padre . Todo lo que necesites lo tiene
 EL HOGAR MADRE DE DÍA CONFECCIÓN MOBILIARIO
Lo gratificante de trabajar con las manos

 EL HOGAR MADRE DE DÍA PLANOS
Despiece del mobiliario
Share this: