PROGRAMANDO EL PRÓXIMO CURSO. AGOSTO UN MES DE DESCANSO Y DE TRABAJO INTERNO

prgramación anual madre de dia

Cada agosto trae consigo el necesario descanso. Es un mes que sirve para recargar las pilas y descansar, pero también para dedicar parte del tiempo a preparar la programación anual del nuevo curso que dará comienzo en septiembre.

La confección de las tablas de registro de asistencia, de alimentación, sueño y control de deposiciones mensuales, que tanto me sirven para poder informar a las familias, es parte del trabajo a realizar.

Otra de las tareas, que año tras año abordo en este mes, es la planificación de la acogida de las nuevas familias, la programación en el calendario de todas las actividades a realizar a lo largo de curso lectivo, así como la confección de la lista de las tareas mensuales necesarias para sacar adelante dichas actividades.

Además, en los últimos años, procuro dar forma a algún nuevo taller que impartir durante el nuevo curso, pues me encanta divulgar todo lo relacionado con la naturaleza y necesidades de la primera infancia.

  • PLANIFICACIÓN DE LA ACOGIDA DE LAS NUEVAS FAMILIAS

Es para mí muy importante que cada familia nueva que llega se sienta arropada, segura y en confianza, pues es vital para que el pequeño/a establezca un vínculo de apego seguro que le permita abrirse a mí y a todos los compañeros, desplegando todo lo que vive en su interior.

Para ello me gusta en agosto planificar la llegada del pequeño/a que comenzará en septiembre, informando con antelación a las nuevas familias de cómo vamos a organizarnos en esos primeros días, procurando así aliviar un poquito la incertidumbre que pueda existir ante lo desconocido.

Esta planificación requiere tener presente la idiosincrasia del grupo, que cambia año tras año. Es una planificación flexible, pues a la hora de llevar a cabo la acogida en septiembre, se procura disponer de una gran capacidad de escucha, de forma que todos se sientan atendidos y la familiarización se establezca cómodamente.

  • PROGRAMACIÓN DE LAS ACTIVIDADES DEL CURSO Y LISTA DE TAREAS

A lo largo de todo el curso son varias las actividades que acontecen; fiestas internas relacionadas con el ritmo anual de la naturaleza; fiestas con las familias en la que los papás y mamás participan de lo que en el Hogar se está viviendo; así como algunas reuniones pedagógicas mediante las cuales buscamos compartir experiencias y dudas, trayendo algún tema que pueda ser de interés para todos.

Agendar todas estas actividades en el calendario favorece la organización del curso, permitiendo además realizar la planificación mensual de las tareas asociadas a cada una de estas actividades. Así, llegado el momento, solo queda conectar con la realidad presente del grupo, realizar algún reajuste, y dar rienda a la creatividad y a la imaginación para poner el toque final.

  • CONFECCIÓN DE TABLA DE REGISTRO DE ASISTENCIA

Desde que comencé esta andadura de madre de día tuve claro que debía tener un registro de asistencia anual, pues muchos papás y mamás, en las entrevistas, muestran su preocupación a que su pequeño/a se ponga malito/a al estar con más niños/as.

Este documento es para mí de gran valor, pues gracias a este registro puedo dar a conocer que el número de faltas de asistencia por enfermedad a lo largo del curso suele ser muy bajo, sea la edad que sea y con independencia de si es su primer año en el Hogar o no.

  • CONFECCIÓN DE TABLAS DE REGISTRO DE ALIMENTACIÓN, SUEÑO Y CONTROL DE DEPOSICIONES

El bienestar en estas edades pasa por tener, primero de todo, las necesidades básicas cubiertas; estar alimentado, poder descansar después de la incesante actividad y estar a gusto con el cuerpo.

Tener un registro de como acontece el día en estos términos; cuanto han comido, de cuánto tiempo ha sido la siesta o si han defecado, me facilita el prestar atención a estos aspectos. Ello permite registrar los ritmos habituales de cada uno de los /as pequeños/as, así como detectar cualquier anomalía que pudiera ser el reflejo de alguna vivencia interna por la que el pequeño/a pudiera estar atravesando, resultando de gran utilidad para acompañar el proceso.

Además, me facilita la labor de trasmisión de esta información a las familias, ayudándoles a conocer un poquito cual es el ritmo de su hijo/a habitual en el Hogar, así como para saber el posible origen de cualquier anomalía que pudiera acontecer en el resto del día, ya en casa.

  • DIARIO

Algo que también me acompaña y que dejo preparado, ya en agosto, es una libreta que me sirve de diario. En ella anoto las cosas que me parecen interesantes y destacables del día; un nueva conquista, un nuevo juego, un momento entre los pequeños en el que haya disfrutado observándoles, incluso un posible conflicto entre ellos o un accidente.

Es una gran herramienta que me permite recordar algunos instantes del día, esos de naturaleza efímera, pero que al ser anotados ganan en mí presencia. De este modo, a través de mi recuerdo, las familias pueden asomarse un poquito a la ventana del Hogar, buscando que puedan impregnarse del ambiente vivido en él.

Este trabajo interno, oculto a la vista de todos y que ahora comparto mediante este artículo, me resulta muy satisfactorio, sirviéndome para ilusionarme visualizando el nuevo curso que dará comienzo, y que, metidos ya en él, me resulta siempre de gran ayuda.

Virginia Sánchez Muñoz

Educadora Infantil Walforf

El Hogar. Madre de día

Share this: