Reflexión……

Esta es una pregunta compleja, cada uno puede encontrar sus propias razones. Lo que sí puedo decir, es por qué yo lo elijo. Para mí, poder ejercer mi profesión día a día con libertad, calma y con coherencia, es todo un regalo de la vida. Por ello considero que son muchas las ventajas, no solo por sentirme feliz, sino porque ese estado puede ser también acogido por los que me rodean.

Como familia que esté buscando una opción para el cuidado de su hijo/hija son muchas las cosas a valorar. En cualquier caso cada una, tome la decisión que tome, lo hará con los mejores deseos para sus pequeños tesoros. No obstante, desde mi humilde opinión y esperando que sirva para discernir, aporto  algunos de los motivos que  pueden responder a la pregunta.

  1. Atención individualizada
  2. Cuidado desde el amor y respeto
  3. Ambiente relajado en el hogar de la madre de día
  4. Respeto a los ritmos individuales
  5. Consideración del niño de ser único
  6. Aprendizajes desde el propio interés del niño
  7. Experiencias enriquecedoras a través de grupo heterogéneo.
  8. Intervención desde el acompañamiento.
  9. Espacio de apoyo y asesoramiento a las familias
  10. Madre de día en constante proceso de aprendizaje y autoeducación.